¿Cuál es el impacto del riesgo de cambio en mi empresa?

¿Cuál es el impacto del riesgo de cambio en mi empresa ?

¿Está usted expuesto al riesgo de cambio? Si su empresa tiene un negocio internacional, lo más probable es que realice transacciones comerciales o inversiones en una divisa que no es la suya. En este caso, le concierne el riesgo de cambio. ¿Cuál es exactamente el riesgo de cambio y cuáles son las consecuencias para su empresa?

¿Cuál es el riesgo de cambio?

Por definición, el riesgo de cambio es la posibilidad de que una empresa se vea afectada por una variación del tipo de cambio entre su divisa local y la divisa utilizada en una transacción con un país extranjero.

En el mercado de divisas, también conocido como FOREX (Foreign Exchange), el valor de una divisa se expresa en términos del valor de otra divisa, lo que define su tipo de cambio. Los tipos de cambio se determinan en el mostrador, a menudo en función de elementos difíciles de prever, como los diferenciales de los tipos de interés, el comercio o incluso la estabilidad política de un país, volviéndo los muy volátiles.

Riesgo de cambio definición

El riesgo de cambio es un problema importante para los tesoreros y los departamentos financieros, ya que entre la fecha de formalización del contrato y la fecha del flujo de caja correspondiente al pago, el tipo de cambio de las divisas fluctúan sin duda.

¿Qué consecuencias tiene el riesgo de cambio para su empresa?

La fluctuación de los tipos de cambio puede afectar a su negocio de varias maneras:

1. Riesgo de cambio transaccional

Su empresa utiliza el euro como divisa, usted realiza una transacción con una empresa de Estados Unidos. La empresa compra su servicio en USD, por lo que debe tener en cuenta el valor de un euro en dólares estadounidenses (USD), expresado como par de divisas (EUR/USD).

Aquí, la fluctuación del dólar representa un riesgo descrito como riesgo de cambio transaccional, ya que en caso de una evolución desfavorable de esta divisa en relación con el euro, su empresa puede verse afectada negativamente por una pérdida de tipo de cambio. Esta es la consecuencia más común del riesgo de cambio: si no se controla, puede reducir los márgenes de una empresa y contribuir a una disminución de la rentabilidad.

2. Riesgos económicos

Su empresa tiene activos en Estados Unidos, una fábrica por ejemplo. El riesgo en este caso sería enfrentarse a una depreciación de la divisa del país. Las fluctuaciones del tipo de cambio del USD pueden afectar al valor futuro de su empresa y a la competitividad de sus productos/servicios a corto, medio y largo plazo.

3. Riesgo de cambio contable o de consolidación

Su empresa tiene filiales en diferentes países del mundo y cada año hace un balance consolidado. A continuación, los ingresos generados por las filiales se comunican a la empresa matriz. Estos ingresos pueden verse afectados por los movimientos del mercado de divisas cuando se repartían.

¿Cómo puede proteger su empresa contra el riesgo cambiario?

Por desgracia, el riesgo de cambio es inherente a la mayoría de los negocios internacionales. Si no se tiene en cuenta y se controla, puede ser perjudicial para el crecimiento de la empresa.

Proteger del riesgo cambiario

Como primer paso, es interesante examinar la posición monetaria divisa por divisa y determinar, en función del tipo de transacción, qué política cambiaria debe aplicarse.

Esta política, generalmente redactada por el tesorero, debe validarse por el órgano de gobierno ad hoc.

De este modo, el tesorero podrá saber qué protección contra el riesgo de cambio debe ofrecer, y en qué proporción (¿20% del riesgo, 80%, 100%?).

Sobre la base de este análisis, podrá elegir la solución de cobertura que más le convenga. Una solución de cobertura de divisas permite, entre otras cosas, fijar el tipo de cambio, existiendo diferentes opciones en función de la necesidad (puntual o recurrente) y del tipo de cobertura buscada (simple o compleja).

5 tipos de cobertura de cambio
  • Contrato a plazo: permite fijar el tipo de cambio de una operación en una fecha fija, por ejemplo, cuando se emite la factura

  • Swap de divisas: se trata de un contrato de crédito recíproco (Préstamo en una divisa contra un Préstamo en otra divisa). Permite combinar dos operaciones de divisas (al contado y a plazo) simultáneamente en fechas definidas con el banco y a tipos fijados de antemano

  • Opción de cambio: da a la empresa la posibilidad de comprar o vender una cantidad determinada de divisas en una fecha determinada y a un tipo de cambio fijado de antemano, a cambio del pago de una prima

  • Cláusulas de indexación: pueden fijarse en un contrato de compraventa y permiten definir las condiciones de reparto o asunción del riesgo de cambio entre el comprador y el vendedor en caso de variación del tipo de cambio de la divisa elegida

  • Seguro de cambio: contrato que se contrata con una entidad financiera y que garantiza la protección contra el riesgo de cambio a lo largo de una transacción

Contactez-nous

Tu solicitud ha sido enviada