Robert Bosch en la vanguardia de la gestión de tesorería a través de internet

Si bien las empresas deben actualizar sus sistemas de comunicación bancaria ante el fin anunciado de ETEBAC, algunas contemplan esa evolución forzosa como una oportunidad para reorganizar la gestión de tesorería en su conjunto. 

Es el caso del grupo industrial de automoción Robert Bosch (Francia), que recurrió al editor de software Exalog para situarse a la vanguardia de la gestión de tesorería y de la conectividad bancaria a través de internet. 

Nos encontramos con Serge Dethoor, director de Tesorería de Robert Bosch SAS (Francia), quien recuerda ese despliegue de gran envergadura.

En pocas palabras, ¿podría presentarnos al grupo Robert Bosch en Francia?

La tecnología de automoción constituye el sector de actividad más importante del grupo Bosch, pero también está presente en los sectores de herramientas eléctricas portátiles, soluciones de calefacción (con el grupo ELM-Leblanc), electrodomésticos y técnicas de seguridad. Con la Division Drive & Control Technology, ofrece sistemas integrados para la automatización de la producción. El grupo da trabajo a 8000 colaboradores en Francia.

Robert Bosch SAS (Francia) es la empresa de referencia, de alguna manera, el buque insignia que asegura la financiación de todas las empresas del grupo en el territorio francés. Así, actuamos de relé de centralización de la posición en euros de las diecisiete entidades vinculadas. Además, les prestamos apoyo en otros ámbitos, a través de nuestros servicios centrales en materia jurídica, fiscal y de recursos humanos.

 

¿Cómo se organizaba su tesorería antes de revisar su funcionamiento?

Las empresas del grupo contaban con distintas aplicaciones informáticas, instaladas a lo largo de su historia, y cuya evolución se había convertido en algo necesario. Además, dichas entidades tienen diferentes tamaños en términos de efectivos o de volumen de negocio. Las modalidades de transacción de flujos bancarios podían ser, por tanto, muy diversas. Debíamos tener en cuenta dichas diferencias al escoger nuestra nueva solución de gestión de tesorería.

 

¿Qué querían mejorar?

En primer lugar, queríamos implementar un sistema de financiación interna digno de dicho nombre. Queríamos equilibrar día a día las posiciones excedentarias de las empresas del área y, al contrario, financiarlas siempre que fuera necesario. Por otro lado, era importante para nosotros que todo el grupo utilizara la misma aplicación, con un amplio abanico de funciones, y que estuviéramos todos equipados con la misma tecnología. Había que tener igualmente en consideración el abandono previsto de ETEBAC, así como la aparición de nuevos archivos de formatos variables (XML). Por último, debíamos encontrar un producto que cumpliera con el pliego de condiciones redactado en común, el más completo posible en términos de servicios bancarios.

 

¿Tenían otras exigencias con respecto a su futura solución?

La seguridad era muy importante; nuestra casa matriz nos había apoyado para generalizar la doble firma digital. En las empresas más pequeñas del grupo, no se utilizaba hasta entonces ningún sistema de validación electrónica de las órdenes. Queríamos igualmente disponer de una herramienta flexible que permitiera a las empresas ser independientes y gestionar su tesorería de forma local, al mismo tiempo que centralizábamos todo el conjunto de datos para el grupo en Francia.

 

¿Qué proceso siguieron para seleccionar al proveedor que respondiera a sus expectativas?

Tras hacer inventario de las soluciones utilizadas en nuestras diecisiete filiales, enviamos nuestro pliego de condiciones a varios proveedores. Contemplamos la posibilidad de elegir una solución en modo SaaS (Software as a Service) que nos garantizara la suficiente agilidad, pero tenían que demostrarnos que se adaptaría a nuestras exigencias de seguridad.

La aplicación Allmybanks ofrecida por Exalog era la adecuada: una solución integral de gestión previsional de tesorería que tenía en cuenta nuestras particularidades, como la diversidad de actividades y la necesidad de que las empresas funcionen de manera autónoma. Los criterios de flexibilidad y los costes también eran importantes. En Exalog, la tarifa no depende ni del número de usuarios ni del número de bancos conectados. La solución Allmybanks también nos gustó mucho por su capacidad de evolución: con ella es posible prever cambios en función de nuestras necesidades.

 

¿Cómo se llevó a cabo el despliegue de Allmybanks?

La implementación de la solución se llevó a cabo de forma progresiva, sin ningún despliegue masivo. En febrero de 2011, se lanzó el proyecto de una nueva solución de gestión de tesorería y comunicación bancaria. La empresa Robert Bosch SAS fue la primera en migrar a Allmybanks. A continuación, le siguieron el resto de las empresas del grupo. Al final, el despliegue se realizó en seis meses, en lugar de los nueve inicialmente previstos tras el análisis previo de viabilidad.

Por lo que respecta a la comunicación bancaria, Exalog nos dio tranquilidad en la elección del protocolo EBICS TS en sustitución de ETEBAC. En julio de 2011, logramos nuestro objetivo: abandonar ETEBAC y hacer operativa la nueva solución de tesorería para todas las empresas. En ese momento, el abandono de ETEBAC estaba previsto para septiembre de 2011.

 

¿Cuáles fueron las etapas del proyecto que mejor se desarrollaron?

Sin ninguna duda, lo que más valoramos fue la asistencia de Exalog a lo largo de todo el proyecto. La formación de los equipos en la nueva solución fue muy satisfactoria y la integración progresiva de las filiales se desarrolló bien. De igual modo, no hubo ningún problema con respecto a la conexión con el software ya presente en las empresas. El adelanto con respecto a los plazos previstos fue muy positivo.

 

Y en el futuro, ¿cuáles son los proyectos de Robert Bosch (Francia) SAS?

En el último trimestre de 2011, una aplicación de pago centralizado puso en marcha el nuevo formato SCT para las transferencias realizadas a unos 6000 colaboradores. Y tenemos un nuevo reto para 2012: generalizar la transferencia SEPA para el resto de las transferencias a terceros. ¡Otro gran proyecto para los próximos meses!

El punto de vista de Exalog

Guillaume Lafarge
Presidente

Aportamos a nuestros clientes 28 años de experiencia en la gestión de flujos financieros. En el caso de Robert Bosch SAS, esto se tradujo en la elección del protocolo de sustitución de ETEBAC. Teniendo en cuenta el área de acción francesa del grupo y el deseo de la dirección de generalizar la doble firma digital, el protocolo más adaptado era sin duda EBICS TS con el certificado 3SKey. Para nuestros clientes con contrapartidas bancarias internacionales, recomendamos nuestra plataforma Service Bureau SWIFTNet (Fin y FileAct), operativa desde hace cinco años.

Nuestro objetivo es responder a las necesidades de nuestros 5000 clientes de todo el mundo con una oferta de autenticación única (SSO). Así pues, ofrecemos una aplicación web integrada de gestión de tesorería y conectividad bancaria multicanal y en múltiples formatos.