Empresas internacionales, ¿cómo elegir su cobertura de cambio?

Empresas internacionales, ¿cómo elegir su cobertura de cambio?

Si su empresa opera fuera de la zona SEPA y compra y vende a nivel internacional, debe tener en cuenta las variaciones del tipo de cambio de las divisas con las que negocia. Para evitar sorpresas desagradables, es una buena idea optar por una técnica de cobertura de cambio. ¿Qué es la cobertura de cambio? ¿Qué es, cómo elegirla?

¿Por qué elegir una cobertura de cambio?

Couvertures de change

La cobertura de cambio es una protección financiera que se utiliza para proteger a su empresa de las fluctuaciones de los tipos de cambio cuando negocia en una divisa distinta a la suya. Su objetivo es protegerse de posibles pérdidas o fijar el tipo de cambio entre dos divisas, lo que le permite :

  • Proteger sus márgenes comerciales
  • Proteger la competitividad de su empresa y sus productos

Puede elegir técnicas de cobertura interna (establecidas por su tesorero).
También puede optar por productos bancarios de cobertura para equiparse contra el riesgo de cambio.

¿Las diferentes técnicas de cobertura, cuál elegir?

Existen diferentes técnicas de cobertura de cambio. La elección y el grado de cobertura dependerá de la seguridad que requieran sus operaciones y de la rentabilidad final de las mismas. ¿Necesitan un riesgo de cambio reducido o nulo? ¿O cuál será el impacto final del coste de la cobertura en su flujo de caja? Estas preguntas le ayudarán a decidir.

Para determinar qué técnica de cobertura será la más adecuada, hay que conocer el tipo, el origen y el vencimiento de los flujos de caja futuros. También será interesante examinar la posición de cambio divisa por divisa y determinar así, según el tipo de transacción, qué política de cambio debe aplicarse.
En función de sus necesidades (frecuentes u ocasionales, simples o complejas), nada le impide combinar varias técnicas.

1. Técnicas de cobertura internas

Primero, es posible gestionar el riesgo de cambio aplicando técnicas de cobertura de cambio internas. La aplicación de estas técnicas depende obviamente de los objetivos y la situación financiera de su empresa.

Elija comprar y vender sólo en la misma divisa

Puede elegir hacer transacciones sólo en su propia divisa, o sólo con países de la zona SEPA, por ejemplo. En este caso, las transacciones se realizan únicamente en euros, por lo que no tendrá que enfrentarse al riesgo de cambio.

Auto cobertura

Es posible limitar el riesgo de cambio compensando sus ingresos y desembolsos en la misma divisa. Es decir, la liquidación de un crédito en divisa extranjera se aplicará al pago de una deuda denominada en la misma divisa.
Si desea utilizar esta práctica, primero debe asegurarse de que tiene una gestión rigurosa de las posiciones en divisas y un equilibrio entre sus cuentas a cobrar y a pagar denominadas en la misma divisa extranjera.

Couverture de change en interne

Adelantos y atrasos

Esta técnica consiste en desplazar las fechas de pago para aprovechar la evolución favorable de los tipos de cambio. En concreto, se trata de intentar acelerar o retrasar los ingresos y desembolsos de su empresa en función de la subida o bajada prevista del tipo de cambio.

Cláusulas de indexación

Las cláusulas de indexación pueden incluirse en un contrato entre su empresa y un cliente.
Una cláusula de indexación prevé la variación de un valor del contrato, en este caso el precio, en función de la variación de un elemento externo al contrato, el tipo de cambio.
La inclusión de una cláusula de indexación en un contrato proporciona protección contra un aumento o una disminución repentina del tipo de cambio de la divisa. Por tanto, este tipo de contrato transfiere parte del riesgo al comprador, por lo que su aplicación suele requerir un largo periodo de negociación y sólo se acepta en contadas ocasiones.

2. Productos de cobertura bancarios y de cambio

Si tiene una necesidad de protección elevada y recurrente, optar por una cobertura de cambio con un banco será sin duda más seguro.
El coste de este tipo de protección puede variar en función del tipo de contrato y también de la entidad bancaria que elija. Hay diferentes productos disponibles:

Spot

Si elige este producto, le permitirá cambiar las divisas a un tipo negociado en una fecha fija, normalmente dos días después de la negociación con el banco.
Al elegir esta opción, usted fija el tipo de cambio al que comprará la divisa deseada. Está protegido contra una posible subida del tipo de cambio de esa divisa.

Choisir couverture de change

Forward

Permite fijar el tipo de cambio de una transacción en una fecha determinada. Se establece un acuerdo entre el banco y su empresa para una compra o venta específica de divisas El tipo de cambio al que se compromete el banco permanecerá fijo independientemente del valor real del tipo de cambio al vencimiento. Con esta solución, usted asegura su margen al 100%, pero no podrá obtener una plusvalía si el tipo de interés fluctúa favorablemente.

El anticipo de divisas

Es posible solicitar a su banco un anticipo de divisas.
Si su empresa opera en la zona SEPA y tiene que cobrar una factura en USD en 90 días, por ejemplo, el banco le enviará el importe de su factura convirtiendo el USD en EUR. Usted devuelve este crédito en la fecha de recepción del pago de su cliente extranjero a un tipo de interés fijado de antemano.
El anticipo de divisas es interesante en el caso de que su cliente extranjero le pague en divisa extranjera con un pago diferido (30, 60, 90 días…). Le permite anticipar el pago de la factura y evitar una variación de los tipos de cambio que podría reducir sus beneficios en la fecha de cobro.

Swap de divisas

Un swap de divisas implica cambiar una divisa por otra y hacer lo contrario en una fecha posterior fijada de antemano.
Se trata de un contrato de crédito recíproco entre usted y su banco: habrá una compra/venta en una fecha fija, y luego una venta/compra en una fecha posterior del mismo importe pero en sentido contrario. Esto permite, entre otras cosas, combinar de manera simultánea dos operaciones de divisas, al contado y a plazo, en fechas definidas y a tipos de cambio predeterminados.

La opción vanilla (Call o Put)

La compra de una opción le da la posibilidad (no la obligación) de comprar (Call) o vender (Put) una divisa a un precio fijo y preacordado hasta una fecha determinada, a cambio de una prima.
Si, por ejemplo, ha comprado una opción de compra, en caso de que el precio de la divisa suba bruscamente, tendrá la oportunidad de obtener un beneficio. En cambio, si ocurre lo contrario, puede ejercer su opción y protegerse así contra una caída importante del tipo de cambio.

El túnel de opciones (Call y Put)

El túnel de opciones es una combinación de compra de una opción de compra y venta de una opción de venta. Con este tipo de producto de divisas, se le garantiza el precio máximo al que comprará su divisa a plazo, pero también limita el precio mínimo al que puede comprarla.

Optimice la gestión del riesgo de cambio con Allmybanks

El menú riesgo de cambio de Allmybanks:

  • Integra automáticamente los tipos de cambio
  • Permite introducir los distintos productos de cobertura firmes y opcionales
  • Genera de manera automática las previsiones correspondientes en su previsión de tesorería
  • Muestra en una tabla con características avanzadas su rendimiento a lo largo del tiempo

Gracias a Allmybanks, podrá analizar y gestionar con facilidad el impacto de sus distintas coberturas de cambio en su tesorería.

Contactez-nous

Tu solicitud ha sido enviada