Cashpooling

Cash pooling: una herramienta útil de gestión de tesorería para grandes grupos

El cash pooling es imprescindible para las empresas con varias filiales. Existen dos métodos principales de cash pooling: el cash pooling físico y el cash pooling nocional.

¿En qué consiste el cash pooling?

El cash pooling es un método de gestión de tesorería centralizada que optimiza los saldos de tesorería de todas las entidades jurídicas de un grupo.

El principio consiste en centralizar la tesorería en el holding, o casa matriz, y redistribuirla en función de las necesidades de cada entidad. Las filiales transfieren su saldo acreedor a la cuenta bancaria centralizadora del holding, lo que se conoce como movimiento «upstream» o «ascendente». Y si el saldo de una de las filiales es deudor, el holding le proporciona la liquidez que necesita para equilibrar su tesorería, el flujo financiero será «downstream» o «descendente».

Es posible que algunas entidades del grupo se encuentren en déficit de tesorería y necesiten recurrir a financiación a corto plazo, aunque la salud financiera global del grupo sea buena. En este caso, el cash pooling nos permite ayudar a estas filiales en dificultades y limitar el recurso a los préstamos bancarios.

Cash pooling físico y cash pooling nocional: ¿cuál es la diferencia?

Existen dos técnicas principales de cash pooling:

1. El cash pooling físico

El cash pooling físico da lugar a movimientos reales de tesorería entre la cuenta centralizadora y las cuentas de las filiales. Incluye varios métodos:

  • El cash pooling ZBA (Zero Balancing Account), que consiste en poner los saldos a cero diariamente.
  • El cash pooling TBA (Target Balancing Account), cuyo objetivo es nivelar las cuentas cuando su saldo acreedor supera un umbral específico, denominado saldo mínimo. Por debajo de este umbral, los fondos no se centralizan. Los saldos deudores se ponen a cero.
  • El cash pooling FBA (Fork Balancing Account), cuyo objetivo es equilibrar todos los saldos acreedores y deudores cuando están respectivamente por encima o por debajo de un umbral específico.

La centralización puede ser manual: la empresa inicia las transferencias de tesorería desde un software de gestión de tesorería (cash pooling interno); o automática: el banco realiza automáticamente el balance de las cuentas.

2. El cash pooling nocional

El cash pooling nocional simplifica la gestión de las cuentas bancarias de las empresas del grupo, centralizándolas sin transferencia física de fondos. Por este motivo, el cash pooling nocional también se conoce como «fusión de escalas de intereses»: en realidad, las cuentas bancarias no se fusionan en una sola cuenta, sino que se aplican tipos de interés a la suma de los saldos de estas cuentas, reduciendo así los gastos bancarios.

Algunas multinacionales optan por una combinación de ambos métodos, conocida como cash pooling híbrido.

Cashpooling groupe

¿Por qué introducir el cash pooling en su grupo?

El cash pooling presenta una serie de ventajas para las grandes empresas:

  • Una mejor gestión de las necesidades y excedentes de liquidez de cada empresa: el cash pooling garantiza una gestión optimizada de los flujos de tesorería dentro del grupo. Al realizar peticiones de fondos o transferencias en función de la tesorería disponible en cada filial, permite una asignación más precisa de los recursos financieros.
  • Una mejor autofinanciación y una reducción del recurso a préstamos: la centralización de la tesorería en el grupo facilita su uso allí donde se necesite, reduciendo así la necesidad de financiación externa.
  • Una reducción de los gastos bancarios vinculados a los descubiertos: al equilibrar la liquidez dentro del grupo, el cash pooling ayuda a evitar situaciones de descubierto en determinadas empresas, reduciendo así los gastos bancarios asociados a las escalas de intereses.
  • Unos tipos de interés bancarios más ventajosos para inversiones y financiación: gracias a la gestión centralizada de la tesorería y a un mayor volumen de tesorería, las empresas pueden beneficiarse de tipos de interés más favorables, tanto para sus inversiones como para sus necesidades de financiación.

Aunque el cash pooling ofrece muchas ventajas, también tiene ciertas desventajas que es crucial tener en cuenta:

  • Pérdida de autonomía de las filiales: las filiales pueden perder el control sobre la gestión de su tesorería, lo que limita su capacidad para operar de forma independiente.
  • Restricciones legales y fiscales: En algunos países, los obstáculos legales o fiscales pueden dificultar o imposibilitar la puesta en práctica del cash pooling.
  • Complejidad de la aplicación: La implantación del sistema puede ser larga y compleja, y requerir una delicada navegación a través de diversas normativas.

Gestione su cash pooling con Allmybanks

Si ha establecido una centralización automática de tesorería con su banco, el software Allmybanks puede generar automáticamente asientos de cash pooling en cuentas intragrupo. El procesamiento se lleva a cabo utilizando la información introducida por el banco en la descripción de la transacción.

Y si ha establecido una centralización de tesorería nocional con su banco, Allmybanks le permite calcular las escalas fusionadas del grupo de centralización «virtual» y comprobar los adeudos de su banco.

Si no ha configurado un sistema de cash pooling bancario, Allmybanks le permite configurar un cash pool asistido: puede activar transferencias de compensación mediante un asistente con reglas preconfiguradas (ZBA – Zero Balancing Account o TBA – Target Balancing Account). Las transferencias de compensación activadas de este modo se transmiten al banco y, a continuación, se transfieren automáticamente a las cuentas intragrupos. Otra ventaja es que puede mancomunar cuentas de distintos bancos.

Contactez-nous

Datos de contacto